La degeneración macular asociada en la edad (DMAE) es la principal causa de baja visión a partir de los 65. La DMAE es una enfermedad degenerativa de la mácula que causa pérdida de visión central.

La mácula es el área central, y la más importante, de la retina. Transforma la luz que le llega en impulsos nerviosos que se transmiten hasta el cerebro. La mácula nos permite fijar la vista y ver detalles tanto en distancia próxima como lejana.

Esta enfermedad es la principal causa de baja visión en personas mayores de 65 años en países desarrollados. La elevación de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población hacen cada vez más presente esta alteración.

Síntomas:

En estadios iniciales o leves en un solo ojo, los síntomas pueden pasar desapercibidos para el paciente. A medida que abanza se detectan los siguientes síntomas:
– Visión borrosa
– Distorsión
– Ondulación de líneas rectas
– Mancha en la visión central
La suma de síntomas dificulta la realización de tareas cotidianas como leer, escribir, cocinar, etc.

 

Prevención:

Al tratarse de una enfermedad asociada al envejecimiento, no podemos realizar más prevención que seguir hábitos saludables como una dieta sana, rica en antioxidantes naturales y productos con omega 3 y no fumar.
Hacer revisiones oculares periódicas a partir de los 50 años es las mejores medidas preventivas contra la DMAE, para poder detectarla en estadios iniciales y con mejor pronóstico.

 

Tipo de DMAE:

Se pueden diferenciar dos tipos de DMAE con diferente evolución y pronóstico.
– DMAE seca o atrófica: Representa el 85% de los casos. La evolución es lenta (progresa en los años). El pronóstico es menos grave que la húmeda.

– DMAE húmeda o exudativa: Menos frecuente pero de mayor gravedad, puesto que causa pérdida rápida de visión (semanas o meses). De forma anómala se crean vasos sanguíneos (neovascularitzación) debajo la macula y estos se pueden romper con mucha facilidad.

 

Diagnóstico y Tratamiento:

Tanto el diagnóstico como el tratamiento requieren de Tomografía Óptica de Coherencia (OCT).
En DMAE húmeda puede resultar necesario tratamiento farmacológico por inyecciones intravítreas por ralentizar o frenar la evolución de la enfermedad. Estas inyecciones se administran de forma ambulatoria (no requiere ingreso), con anestesia tópica (en gotas) y en ambiente estéril.
El efecto no es inmediato, es necesario esperar la absorción del medicamento para observar resultados.

En presencia de cualquier síntoma se recomienda acudir al oftalmólogo para realizar el diagnóstico de la forma más precoz posible y así intentar frenar la evolución.

 

LLEIDA VISIÓ, CLÍNICA OFTALMOLOGICA A LLEIDA

© 2019 Lleida Visió Centre Oftalmològic | Av. Prat de la Riba 23, Travessia Humbert Torres . Lleida 25006. | 973 800 331

Urgencias: 622 239 000 | lleidavisio@lleidavisio.com