Si estás pensando a operarte para olvidarte de las gafas, seguramente tengas muchas las dudas. Aquí tienes un poco de información de las técnicas más utilizadas en la actualidad para el tratamiento de los defectos refractivos.

 

LÁSER

La cirugía refractiva con láser es la primera opción de tratamiento en pacientes sanos jóvenes. Trata tanto miopía, hipermetropía como astigmatismo.

 

LASIK

Esta técnica se realiza mediante láser Excimer para remodelar la córnea desde el interior de la estructura (se levanta un flap corneal, se aplica el láser sobre el estroma y se vuelve a colocar el flap) y así dar una nueva forma-curvatura en la córnea para corregir.

El paciente está despierto durante la intervención y se administra gotas de anestesia directamente en el ojo. La operación dura pocos minutos y no se requiere hospitalización.

 

PRK/LASEK

Esta técnica también utiliza láser Excimer, pero a diferencia del LASIK, no se levanta un flap corneal, sino que se retira el epitelio para aplicar el láser sobre el estroma y se coloca una lente de contacto durante la recuperación de la capa epitelial.

Este método requiere de menor grosor corneal que el LASIK. La operación es igualmente ambulatoria con el paciente despierto y el ojo anestesiado.

 

LENTES INTRAOCULARES

En pacientes que no presentan las características necesarias para ser intervenidos mediante procedimientos láser existe la posibilidad de corregir el defecto de refracción mediante lentes intraoculares.

 

LENTOS FÀQUIQUES (ICL)

Las lentes ICL se introducen en el ojo sin tener que extraer el cristalino. Estas lentes ofrecen un rango mucho más amplio de graduación que las técnicas láser, puesto que no depende del grosor corneal.

Estas lentes se fabrican con materiales bio-compatibles con el ojo, además de ser muy flexibles, esto hace que se puedan implantar de manera sencilla y reversible a través de una micoincisiones.

 

LENTO PSEUDOFÁQUICA (LIO)

Las LIO son lentos que se implanten dentro del ojo para corregir o mejorar la visión cuando existe un defecto en el cristalino, como sucede con las cataratas.

En la intervención se realiza una incisión por la cual se extrae el cristalino y se introduce la lente en su lugar.

Existen diferentes tipos de LIO y es el especialista, junto con el paciente, quien tiene que escoger cuál es la más idónea para cada ojo-necesitado.

 

Estas cirugías tampoco necesitan hospitalización y se lleva a cabo mediante anestesia tópica o local. La recuperación visual es prácticamente inmediata y permite una excelente calidad visual.

 

CRITERIOS De INCLUSIÓN

Existe una serie de criterios que todo paciente tiene que cumplir para poder ser candidato en una cirugía refractiva (independientemente del procedimiento quirúrgico).

EDAD: Tener un mínimo de 18 años.

VISIÓN ESTABLE: No haber tenido variaciones en la graduación recientemente.

GROSOR CORNEAL: Para cirugía láser es necesario un grosor correlativo a las dioptrías a tratar.

SIN LESIONES: El ojo no tiene que presentar patologías.

CÁMARA AMPLIA: Para cirugía intraocular, tiene que existir suficiente espacio dentro del ojo para insertar la lente sin riesgo.

EMBARAZO: Las mujeres no deben en periodo de embarazo o de lactancia.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

Puedo operarme si tengo astigmatismo además de miopía/hipermetropía?

Sí, cualquiera de las técnicas actuales, tanto láser como lento, permiten corregir ambos defectos conjuntamente.

Cuánto dura una operación con láser?

Es una operación rápida. El paciente pasa entre 15-20 minutos en quirófano. Pocos de estos minutos son para la aplicación del láser, la mayor parte del tiempo es para la preparación del paciente y el ojo.

Es dolorosa la operación?

Los procedimientos de cirugía refractiva se realizan bajo anestesia local tópica (gotas) por el que no sentirá ningún dolor durante la intervención.

El postoperatorio es algo más molesto, especialmente se la PRK durante las 24h posteriores.

Cómo es el postoperatorio?

Los procedimientos láser como LASIK y PRK tienen un postoperatorio muy sencillo. Se utilizan unos colirios y unas lágrimas artificiales durante los días/semanas posteriores.

Después de la operación, es recomendable reposar al menos 24 horas. La vida cotidiana se puede recuperar en pocos días posteriores a la cirugía, pero las actividades deportivas se tiene que esperar al menos una semana.

Qué ocurre si muevo el ojo durante la operación con láser?

Es importante mantener el ojo tan estable como sea posible, a tal efecto, el paciente permanece reclinado sobre una litera y fija la vista en una luz situada en el dispositivo láser Excimer.

Un dispositivo de seguridad denominado “eye-tracker” compensa los pequeños movimientos involuntarios del ojo, haciendo un seguimiento de la posición del mismo a intervalos de pocos milisegundos y ajustando la dirección de los pulsos láser. En caso de movimientos bruscos del ojo, el sistema se detiene por seguridad.

 

Si estás interesado en quitarte las gafas, pide cita y te recomendaremos la técnica quirúrgica por tu caso.

© 2019 Lleida Visió Centre Oftalmològic | Av. Prat de la Riba 23, Travessia Humbert Torres . Lleida 25006. | 973 800 331

Urgencias: 622 239 000 | lleidavisio@lleidavisio.com